Como agencia de publicidad de Madrid especializada en comunicación digital sabemos que ha aparecido un nuevo perfil de usuario no muy conocido por las empresas llamado prosumer. El termino prosumer se forma mediante la mezcla de «producer» y «consumer», es decir que su significado corresponde a un tipo de consumidor muy activo que mediante el contenido de marca o de la empresa produce su propio contenido.

Este tipo de consumidor ha aparecido en los últimos años empujado por la era digital en la que el usuario se convierte un usuario 2.0 que se mueve por un conjunto de tecnologías integradas en un solo soporte que es internet y las redes sociales como Facebook, Google+, Instagram, Pinterest, la integración del Micro Blogging por medio de Twitter, el uso y creación de Blogs, la definición de estrategias “Social Media”, la definición de “nuevos” perfiles a través de la figura del Community Manager y el Content Curator.

Esta era de la información y digital se nombra así debido a su gran relación con las tecnologías de la comunicación y la información. El período se inició con una revolución digital en la que las personas trataron de comunicarse mediante otros soportes como fue internet, anteriormente ya había otros soportes, pero no tenían un componente digital, este nuevo soporte hace que la sociedad esté basada en el conocimiento y en una economía de conocimiento.
Estos usuarios ya no son espectadores, su función actual es aportar, difundir, colaborar y compartir contenido y sus perfiles en red son espacios donde hay sociabilización y donde los otros usuarios pueden interactuar y intercambiar ideas.
¿Pero qué hacen los prosumers? Este perfil de usuario principalmente tiene una gran afición a un tipo de contenido sobre una marca o producto en concreto el cual trata de conseguir mediante todas las plataformas posibles debido a que quiere enriquecerse y debido a su alto interés en este. En el momento que este usuario obtiene toda esta información no está satisfecho, quiere llevar su consumo de contenido a otro nivel y este a partir del contenido de la marca crea un contenido nuevo relacionado con esta. Como ejemplos tenemos los blogs de usuarios que hablan sobre temas en concretos y que producen su contenido o las páginas web donde los usuarios pueden customizar zapatos y otros objetos y compartirlos con todos los otros usuarios para generar una interacción.
Este tipo de perfil puede tener muchas ventajas para la empresa o la marca, en primer lugar, es un perfil que genera contenido sobre tu marca por propia voluntad y por el hecho de ser un usuario como todos los demás los otros usuarios tienden a tener más en él que en la propia marca y esto para la empresa le sirve como una promoción más cercana de sus productos. También le propicia feedback a la marca ya que puede ver que opina la gente sobre sus productos y sobre el contenido que ofrece, estas opiniones le pueden indicar si el trabajo que se está realizando es positivo o negativo.

Por otra parte, también puede tener un impacto negativo para la empresa ya que este contenido que generan los prosumers puede ser negativo para la empresa y puede ser contraproducente. En conclusión, son una herramienta muy útil pero se tiene que utilizar con mucho cuidado porque se te puede volver en tu contra. Y hasta aquí el post de hoy de V3rtice, esperamos que hayáis podido conocer un poco más sobre este nuevo perfil de usuario y las utilidades y lo rentable que este sale para una empresa.