Cada vez, más emprendedores deciden optar por una forma de negocio que le proporciona ciertas garantías que no tiene empezar desde cero una empresa. Hoy en el Blog de V3rtice, agencia de publicidad en Barcelona, hablaremos de las franquicias, que se podrían definir como un sistema de relación comercial; en la que se venden licencias para la apertura de un negocio de una marca ya consolidada en el mercado.
 
La principal ventaja a la hora de promocionarse en el caso de que se trate de una franquicia de cierto tamaño y presencia en un territorio, es que el punto de darse a conocer para el público está muy probablemente cubierto. Por lo general, las marcas más importantes cuentan con ambiciosos planes de publicidad a nivel nacional o internacional que se encargan de ello. El deber del franquiciado será; partiendo de este supuesto; dar a conocer la llegada de la franquicia a la población y sus promociones actuales. Para ello contará con la ayuda de los medios locales, que le ayudarán a acotar el target. Además, su coste será mucho menor que en el caso de medios de mayor difusión.
 
También puede emplear otros métodos para complementar las campañas en medios locales: cartelería, envíos postales –desde el típico “buzoneo” indiscriminado a acciones más personalizadas como envío de catálogos para fidelización o para dar a conocer promociones de la temporada-. En este último caso, se necesitarán bases de datos de clientes actuales o potenciales que hayan accedido a dar sus datos personales. Otra acción muy habitual en la promoción de franquicias es la esponsorización o patrocinio de actividades que guarden cierta relación con las costumbres o cultura de la localidad. Por ejemplo, el equipo de fútbol local, las fiestas patronales… De este modo garantizamos un calado mayor en la mente de los consumidores y, en cierta manera, haremos ver a los habitantes de la localidad que la marca “se preocupa” y le interesa la zona y sus actividades.
 
Un aspecto a tener en cuenta cuando se elaboran campañas de publicidad para franquicias es que en ningún caso las acciones llevadas a cabo por el franquiciado pueden diferir de la línea general marcada por la marca franquiciadora. Pongamos por caso una marca de cosmética natural, en contra de la experimentación con animales, a la que su franquiciado ha puesto en el punto de mira de la opinión pública por esponsorizar las corridas de toros de las fiestas de su pueblo. La consistencia de la razón de ser de la marca estaría en juego, no solo a nivel de la franquicia; sino la empresa al completo.
 
Como podréis haber visto, este tipo de negocios tiene sus pros y sus contras a la hora de hacer publicidad. Estad atentos a nuestro blog de V3rtice, agencia de publicidad en Barcelona, porque trataremos otros temas tan interesantes como este.