Como agencia de publicidad especializada en comunicación digital de Barcelona, somos conscientes que la animación se ha vuelto una tendencia cada vez más utilizada en publicidad. De hecho, muchas empresas prefieren la producción animada a los anuncios con personajes reales, a la hora de promocionar ciertos productos.
                                   
Hoy en el blog de V3rtice os explicaremos en que consiste la animación publicitaria y que beneficios aporta al sector. Los castings para contractar con actores publicitarios se han reducido y no porqué haya más actores que compiten entre sí. La crisis económica, pero también los avances tecnológicos han propiciado la aparición de los anuncios animados, es decir, anuncios producidos a través del ordenador que representan personajes y objetos ficticios.
 
 La producción animada aporta muchos beneficios a las empresas publicitarias. Para empezar, una reducción de costes. Reclutar un equipo de filmación, así como diversos actores requiere una gran inversión de dinero. Sin embargo, la animación es mucho más barata ya que solo requiere de programas online de producción 2D o 3D y de un personal que los sepa usar. Además, es más fácil de producir que un anuncio corriente en el que se requieren muchas tomas.
 
Por otro lado, la publicidad animada llama la atención a los espectadores fácilmente puesto que es muy creativa. Los videos animados permiten crear una historia de fantasía con un lenguaje dinámico que se identifica con una marca determinada. Además, tiene un efecto más duradero en la memoria del público al  generar más conexión y viralidad que un anuncio convencional.
 
Otro beneficio que aporta la animación publicitaria es su fácil comprensión. Aunque tiene un contenido más dinámico y de carácter fantástico, el lenguaje que se utiliza es más entendible. De esta manera, el mensaje que se quiere transmitir es claro, pues se utilizan frases cortas con imágenes y escenas minimalistas que facilitan la comprensión. Por eso, el guion suele ser más breve y directo.
 
Finalmente, los productos publicitarios animados son más versátiles. Así, una campaña de vídeos animados además de reproducirse en la televisión, y aparecer en carteles, pueden incorporarse fácilmente a otros canales online como los blogs, las redes sociales, en Adwords e incluso en aplicaciones para dispositivos móviles.
 
En definitiva, la animación publicitaria permite una menor inversión pero puede generar un mayor impacto gracias a que puede incorporarse en diferentes plataformas y a que los anuncios son más creativos. Es por eso, que cada vez más empresas publicitarias utilizan los videos animados en sus campañas.