A lo largo de la vida de las organizaciones, son muchas las ocasiones en las que se tendrán que enfrentar a situaciones de “crisis”; en diferentes grados. Una crisis para una entidad puede ser desde una reforma en el convenio colectivo a un escándalo de corrupción en la cúpula ejecutiva. Evidentemente, dependiendo del tamaño de la empresa; la posibilidad de exponerse a una crisis de gran calado será proporcional. Hoy, en el blog de V3rtice, agencia de comunicación en Barcelona, hablaremos de la gestión de crisis de una organización desde su comunicación.
 
Lo primero que debemos señalar es que una crisis organizacional, aunque no suele ser evitable, siempre se puede prever y existen ciertos aspectos que una empresa debe haber estudiado con anterioridad para; si se da el caso; poder minimizar el impacto. Si aun habiendo tomado estas medidas preventivas, llega el momento de crisis, lo primero que hemos de tener en cuenta son tres palabras: proactividad, responsabilidad y la mencionada previsión.
 
Proactividad porque no nos podemos dejar llevar por los acontecimientos. Si la prensa está hablando mal de nuestra organización, lo menos que podemos hacer es comparecer ante los medios y dar nuestra versión de los hechos. Intentar contrarrestar sus acciones.
 
En segundo lugar, tenemos la responsabilidad. Esto no es más que una continuación natural de lo que debe de ser la línea de acción general de la organización. De una empresa que ha acometido actos irresponsables no se puede esperar que gestione las consecuencias y repercusión de sus acciones de otra forma. No es ni más ni menos que “actuar con cabeza”.
 
Por último, ser previsor. La improvisación es mala consejera en casos de crisis y lo que no puede ocurrir es que nos pillen “con los pantalones bajados”. Por ejemplo, tener preparados dosieres para distribuir sobre la organización, su responsabilidad social, su forma de entender su relación con los públicos… Tampoco está de más tener una nota de prensa previamente redactada, algunos contactos con la prensa a los que sabemos que podemos recurrir…
 
No podemos obviar el hecho de que un paso en falso por parte de la organización, sumado a que la prensa se haga eco del mismo; puede destruir años de buena reputación que ha requerido años de comunicación. Pero, viéndolo desde el punto de vista más positivo, esto puede servir para que la organización corrija errores y salga fortalecida de la crisis. Seguid atentos al blog de V3rtice, agencia de comunicación en Barcelona, para saber más sobre la comunicación de crisis.