Probablemente ya hayas leído las palabras «Google Core Update» y hayas visto a especialistas SEO de todo el mundo perder el la cabeza intentando desgranar en qué consiste y cómo enfrentarse a ello. O puede que nunca lo hayas escuchado y estés a punto de descubrir de qué se trata. Sea como sea, se trata de un antes y un después en tu estrategia de marketing digital en orgánico y conviene conocerla y entenderla. Pero antes…

¿Qué es un Core Update de Google? 

Dicho de forma simple, es una actualización de las normas que Google utiliza para posicionar unas páginas sobre otras. Dicho de forma compleja, es todo un profundo cambio en los algoritmos del buscador que cambia el modo en que las páginas deben estructurarse y nutrirse de contenido, de modo que Google -desde su perspectiva- ofrezca en las primeras posiciones las páginas más relevantes para el usuario. Esto, que en la teoría puede parecer sencillo, supone todo un reto para los especialistas en SEO, que deben variar sus estrategias en gran medida. 

El último Core Update se lanzó el pasado 13 de enero. Google, a través de la cuenta de Twitter Google SearchLiaison (@searchliaison), anunciaba que se había producido un nuevo Core Update e instaba a los usuarios a leer un artículo en que explicaban con detalle por qué realizaban estos Core Updates y qué debían esperar de él los especialistas en SEO y webmasters. Como siempre, la información aportada por Google acerca de sus cambios ha sido escueta y sin una guía de actuación clara. 

SEO en 2020: Core Update de enero

Desde que Google es Google, su obsesión como buscador ha sido ofrecer en los primeros resultados aquellas respuestas más acordes y completas a lo que el usuario buscaba. No siempre les ha sido fácil, y muchas veces los webmasters han utilizado tácticas de Black Hat SEO (malas prácticas) para posicionar por encima de otras páginas que habrían ofrecido al usuario una mejor respuesta a sus búsquedas. De este modo, Google ha ido mejorando y optimizando sus algoritmos, con el fin de ajustarse a la evolución de la forma de buscar y al resultado esperado por quienes realizan la búsqueda. 

Todos sabemos que desde hace ya más de un año las conocidas como fake news han supuesto un quebradero de cabeza para quienes buscan información veraz y honesta y un peligro para aquellos usuarios que no comprueban las fuentes o cuya navegación es tan rápida que leen fundamentalmente los títulos, sin prestar más atención al contenido. ¿Cómo combatir esto? Sencillo, ajustando los algoritmos para que solo aquellos dominios que ofrecen información contrastada, original, profunda y novedosa posicionen bien

Esto no solo se ha hecho para combatir las fake news, sino principalmente para solucionar los problemas que pueden tener los usuarios al buscar ciertos temas y encontrarse con contenidos duplicados, pobres y sin apenas profundidad. En su última actualización SEO, Google premia a aquellas webs que ofrecen contenidos propios, bien investigados y explicados. Así, se aseguran de ofrecer siempre una buena experiencia a los usuarios, que encontrarán justo la información que buscan con gran detalle y precisión. 

Además, Google sigue advirtiendo de que mantener las páginas optimizadas para su correcta visualización en dispositivos móviles es fundamental, ya no solo porque son el medio en el que más búsquedas por escrito se realizan, sino porque, como contamos en uno de nuestros últimos artículos, las búsquedas por voz son el nuevo objetivo del SEO, marcando la línea de actuación en el marketing de contenidos en particular y en todo el entorno online, en general. 

Marketing de contenidos, el pilar de tu estrategia SEO en 2020

Aunque Google sea escueto en sus comunicados, sí que ofrece unas mínimas pistas que podemos utilizar para hacernos una idea de cómo actuar en nuestra estrategia digital para 2020. Principalmente, debemos tener en cuenta una serie de elementos que tienen que ver con la calidad del contenido, su originalidad y cómo se explica y se organiza este. 

¿Cómo crear contenidos SEO en 2020?

En primer lugar, hay que crear contenidos originales, basados en análisis e investigación propia y no quedarse en lo obvio o lo básico, ofrecer algo más. Es importante describir de forma completa y exhaustiva el tema del que se habla en el contenido y, del mismo modo, los títulos deben catalogar y explicar bien el tema del que se va a hablar. Hay que dejar de lado los títulos clickbait. Además, Google insta a no copiar a otras fuentes, sino a utilizarlas como apoyo y ampliar o mejorar su información.

Para Google es importante que pienses si tú mismo, como lector, compartirías ese texto o si te lo imaginarías en una publicación offline. Por ello, siempre que puedas, dale veracidad y contexto a tu contenido. Si el tema lo permite, consigue que lo firmen profesionales o expertos en el área o utiliza herramientas de fact-checking que confirmen que tu información es válida. Es imprescindible que el público se sienta cómodo y confíe en tu web como proveedora de información, del tipo que sea. Así que pregúntate, ¿yo me creo lo que he escrito, lo he investigado, conozco el tema, lo puedo explicar bien, puedo demostrar que lo entiendo? Si la respuesta a todas esas preguntas es sí, tu contenido tiene la calidad necesaria

No olvides la experiencia de usuario en tu web

Si has conseguido todo lo anterior, sería absurdo perderlo por una mala presentación, ¿verdad? Ahora que ya has logrado un contenido de calidad, muéstralo de forma que el lector pueda disfrutarlo sin interrupciones y con toda la comodidad posible. Mantén a punto los elementos formales, tales como evitar erratas, escribir correctamente y ordenar el texto de forma legible y limpia. Además, evita presentaciones que recuerden a blogs de baja calidad y ofrece tu contenido completo solo en tu web, no en varias páginas pequeñas que puedan hacer que el lector desconfíe. Y por supuesto, no abuses de la publicidad, sobre todo si es invasiva. 

Si todo esto ya está a punto, entonces coge tu smartphone y entra en tu web. Comprueba que la página se carga rápido y que el contenido se muestra igual de bien que en un ordenador. Si no es así, trabaja en ello hasta que la lectura en móvil sea tan limpia y cómoda como te sea posible. Solo así evitarás perder tráfico desde dispositivos móviles y, además, reducirás la tasa de rebote de tu sitio. 

Así que, en resumen, este 2020 Google apuesta por la calidad, tanto en el fondo como en la forma, así que ponte a trabajar con estos consejos en mente y verás como tu estrategia SEO se desarrolla muy satisfactoriamente en los próximos meses. 

V3rtice: 10 años de marketing online en Madrid y Barcelona

Como hemos explicado anteriormente en el artículo, ofrecer un contenido de calidad pasa por ofrecer una imagen de confianza y demostrar que los contenidos son creados por profesionales, expertos en la materia. En nuestro caso, los contenidos de este blog son redactados por nuestros especialistas SEO en marketing digital, cuya experiencia viene avalada por los proyectos de la agencia, realizados con éxito para nuestros clientes. 

¿Quieres dar un salto de calidad en el digital de tu negocio? Cuéntanos tu proyecto y te ayudaremos a conseguir los objetivos que te propongas. ¡Contáctanos!