Utilizamos cookies. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Agencia publicidad Barcelona especializada en BTL

01-10-2018

Como agencia publicidad Barcelona especializada en Below The Line (BTL) conocemos que los clientes en la mayoría de los casos toman las decisiones de compra desde la parte irracional y no la racional, es por esto que en la actualidad se están desarrollando nuevas estrategias para así poder apelar a esta parte irracional de los consumidores.

La estrategia más común para influir en la decisión de compra de una persona es el marketing tradicional, mediante esta acción conseguimos resaltar las características del producto como su calidad, su utilidad y sus beneficios.

Pero los clientes han evolucionado, en primer lugar tienen más conocimientos sobre marketing y por lo tanto pueden ver lo que está tratando de hacer el anunciante para así acercarlos a sus productos. Es por esto que esta estrategia, que en la mayoría de los casos puede resultar muy invasiva, se está quedando obsoleta porque el consumidor ya conoce sus intenciones.

Debido a eso las empresas y agencias tienen que empezar a pensar nuevas formas de llegar al cliente. Una de estas nuevas estrategias es el marketing experiencial, una estrategia que va más allá de centrarse en el producto y focaliza toda su atención en el cliente y en las experiencias que este pueda tener en lugar de compra y en el momento de su uso.

Lo que se pretende con esta técnica es apelar a esta parte irracional del consumidor que hemos mencionado anteriormente, para que así este elija el producto por la vivencia que este le ofrece antes de la compra y durante su consumo. Dentro de esta estrategia encontramos cinco módulos experienciales estratégicos definidos por  Schmitt.

El primer modelo se basa en evocar sentimientos en la toma de decisión de compra y en el uso del producto. La intensidad puede variar dependiendo de los resultados que queremos experimentar y de la propuesta. También nos encontramos con otro modelo parecido que corresponde en apelar a las sensaciones y por lo tanto a los sentidos. El impacto de esta estrategia puede variar según el medio que se use para hacer llegar el mensaje que va a afectar de formas distintas a la parte cognitiva del consumidor.

En tercer lugar el marketing de pensamientos con el que se impulsa a que el cliente tenga un pensamiento positivo y creativo hacia un producto o servicio para que así realice la acción esperada por parte del anunciante. Finalmente los dos últimos modelos tratan de apelar a características personales de los individuos, el marketing de actuación que busca generar experiencias mediante aspectos interpersonales y el marketing de relaciones con el que tratan de relacionar los valores de la marca con un grupo de personas.

Hasta aquí el post de hoy en V3rtice, como agencia de publicidad de Barcelona esperamos que hayáis podido saber un poco más sobre esta técnica de marketing más moderna que nos permite apelar la parte irracional del consumidor y por lo tanto guiar su comportamiento en el lugar de compra.