Como agencia comunicación Madrid especializada en asesoría y comunicación sabemos que la planificación publicitaria es esencial para que todas las personas que forman parte de una empresa puedan saber cuáles son los objetivos y como llegar hasta ellos. Esto consiste en organizar todas las acciones que se van a realizar para así poder tener una capacidad de anticipación mucho mayor.

La planificación en la publicidad nos va a facilitar el trabajo dentro de la empresa, en primer lugar nos va a permitir aprovechar y optimizar todos los recursos con los que contamos con el fin de poder cumplir los objetivos fijados. Pese a que todo ya esté fijado es necesario que el plan sea flexible, esto significa que en algún momento si es necesario realizar algún cambio tiene que ser posible para así poder adaptar nuestras acciones a la situación en la que nos encontramos

En muchos casos en el momento que nos encargamos de planificar podemos ser capaces de ver problemas con los que nos podemos encontrar en un futuro y el hecho de llevar bien esta organización va a permitir a la empresa sortearlos sin complicaciones.

La planificación puede ser muy variada dependiendo del producto que tenemos y el comportamiento del mercado, es por eso que os presentamos cuatro tipos distintos de formas de planificación para así poder potenciar las acciones que queremos realizar ante una situación determinada.

El blitzing consiste en una gran actividad en las redes sociales en el período inicial del horizonte de planificación. Se utiliza principalmente en el momento en el que lanzamos nuevos productos para así llamar la atención del público, aumentar la notoriedad y facilitar la penetración en el mercado.

En segundo lugar tenemos la continuidad, esta clase de planificación consiste en publicar de forma constante en un período de tiempo determinado. Puede resultar muy útil para las empresas que no se encargan de el comercio de productos estacionales sino que sus productos son perecederos y por lo tanto tienen una fecha de caducidad. También se puede aplicar con productos que necesitan un refuerzo constante en la audiencia para así influenciar en su comportamiento en el lugar de venta.

El flighting se usa principalmente para productos estacionales, esto significa que son productos que no se consumen durante todo el año sino en periodos concretos y es por esto que cuando llega este espacio de tiempo las empresas se van a mostrar muy activas en las redes sociales y en otros soportes. Cuando no se encuentran en el período en el que se comercializa el producto se van a mostrar completamente inactivos.

Finalmente tenemos el pulsing que es el resultante de la combinación entre el flighting y la continuidad. En todo momento se realizan publicaciones con tal de promocionar el producto pero en ciertos periodos aumenta mucho la actividad debido a que hay momentos en los que se venden más.

Hasta aquí el post de hoy, como agencia de comunicación de Madrid esperamos que os pueda resultar útil para la futura planificación para vuestra empresa o negocio en el momento de promocionar vuestros productos, por otra parte también esperamos que os haya resultado interesante.